Indignación.

Hola Morganitos!! Hoy escribo esta entrada en mi blog porque estoy indignada. ¿Por qué? Ahora os lo explico.

Para poneros en situación, quiero que veáis este vídeo:

Un cosplay increíble, una caracterización perfecta, una donación a los enfermos… y un montón de gente imbécil a quienes les parece mal. ¿Por qué? Porque esta maravillosa cosplayer ha utilizado un tono más oscuro que el de su propia piel para imitar a la perfección a Sombra, que es de origen Mexicano.

Se han metido con ella a lo bestia porque por lo visto “pintarse la piel más oscura está mal”. Esta gente argumenta que el “Blackface” es hiriente y racista. Pero ¿saben acaso de qué están hablando?

Para explicaros un poco mejor los orígenes del término que utilizan (y para que veáis por qué lo utilizan de manera incorrecta) aquí os pongo un copypaste de una opinión de un cosplayer de color:

If you’ve ever opened a history book, we’ve all been taught that black face came from the old minstrel shows. This was back in the 19th century when white actors would use charcoal or shoe polish to cover their faces and hands, leaving big rings open around their lips in order to look like blacks. It was all done to mock black behavior and culture. It really was a mean-spirited way to boast pro-slavery ideals and classist culture. Black face was done with an intent in mind. It had a reason, it had a purpose. With that, the idea of using makeup to change your skin to represent someone of African heritage was stigmatized forever. This is where the line has become blurred. It’s become so blurred to a point that I’m scared we’ll never be able to define it, yet I’m still willing to try.

Traducción:

Si alguna vez has abierto un libro de historia, a todos nos han enseñado que el rostro negro (Black face) provenía de los viejos espectáculos de trovadores. Esto fue en el siglo 19 cuando los actores blancos usan carbón o esmalte de zapatos para cubrir sus caras y manos, dejando grandes anillos abiertos alrededor de sus labios con el fin de parecerse a los negros. Todo se hizo para burlarse del comportamiento y la cultura de los negros. Realmente era una manera mezquina de presumir los ideales pro esclavistas y la cultura clasista. El Black face estaba hecho con una intención en mente. Tenía una razón, tenía un propósito. Con eso, la idea de usar maquillaje para cambiar su piel para representar a alguien de la herencia africana fue estigmatizada para siempre. Aquí es donde la línea se ha vuelto borrosa. Se ha vuelto tan borrosa hasta un punto en el que estoy asustado de que nunca podremos definirlo, pero todavía estoy dispuesto a intentarlo.

Podéis ver el artículo completo aquí. Os recomiendo leerlo entero porque no tiene desperdicio.

¿Creéis que con este cosplay, Pion Kim estaba intentando insultar a los mexicanos? ¿O a la gente de todo el mundo con el tono de piel tostado? ¿Que se estaba burlando de ellos?

Ella ha dado vida a un personaje ficticio con todos sus detalles, le gusta tanto Sombra que ha decidido cortarse su propio pelo y afeitarse sus cejas para encarnarla a la perfección, y ha querido oscurecer su tono de piel para afinar al máximo el parecido con ella. Así que os pregunto, ¿cómo puede ser ofensivo querer parecerse a alguien? ¿Si alguien os dice: “quiero ser como tú” os lo tomaríais como una ofensa? A vosotros mismos, ¿no os gustaría ser como vuestro ídolo? Lo bonito del cosplay es que con conocimientos, paciencia y pasión, puedes llegar a parecerte a esa figura hasta un punto increíblemente preciso. ¿Eso es malo? Personalmente creo que no. De hecho, los propios mexicanos han apoyado su trabajo, entonces ¿¿quién narices está ofendido??

Blizzard está trabajando para crear una comunidad abierta de mente y tolerante, incluyendo entre sus filas personajes de razas y sexualidades muy variadas. Efectivamente, lo habéis pillado. Opino firmemente que la gente que se ha llevado las manos a la cabeza con el cosplay de Pion Kim son los mismos que lo hicieron cuando se descubrió que Tracer es lesbiana. Personas de mentalidad cerrada a las que todo les ofende, aunque no tenga nada que ver con ellos el tema, escudándose en términos parafraseados, intentando que parezca que saben mucho de todo y que por eso tienen razón. Pues no, señores, no.

Mirad hasta dónde son capaces de llegar estas mentes tan arcaicas que opinan que un cosplay de la sombra de Peter Pan es racista: Leed los comentarios del post.

Lo peor de todo es que estoy segura de que si no se hubiese maquillado así también la hubiesen criticado por ello, con frases tan inteligentes como: “Eres demasiado blanca para hacer de Sombra”, o “¿No te oscureces la piel porque tienes algún problema con los mexicanos?” porque la gente se queja por todo. 

Me indignan mucho estos abusos. Me indigna que la gente no haga otra cosa con su vida que intentar arruinar la de los demás. Ojalá Pion Kim recule y decida volver a ponerse su precioso cosplay, porque estoy segura de que cuando lo lleve a cualquier convención, cualquiera, en cualquier parte del mundo, sólo iba a recibir halagos. Porque iba a estar rodeada de gente que es capaz de apreciar su trabajo y su gran esfuerzo. Porque la gente que es tan “valiente” de insultar desde la comodidad de su casa, no tiene el valor para hacerlo a la cara. De hecho ni irían a esas convenciones, porque seguirán sentados en sus sillas, metiéndose con más gente, y ni si quiera se acordarán de Pion Kim, porque estarán centrados en intentar hacer sufrir a otras personas.

Muchas gracias por leerme. Nos vemos en otro blog (abordando un tema más feliz, espero!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*